Lugares de la infancia

Hace un tiempo que tengo una idea en mi cabeza que me da vueltas, y tal vez es una boludez para muchos pero me parece importante.

Yo viví gran parte de mi vida en el barrio de Palermo Viejo. Para aquellos que no lo conocen, este solía ser un barrio muy tranquilo y con el tiempo se volvió “top” y comenzó a infestarse con locales de ropa y similares.

Cuando yo era chico existía un bar llamado “El Taller”. Este existía hace casi 25 años y hace poco tiempo fue vendido. Luego, mientras caminaba vi que la heladería de toda mi infancia (Scannapieco), la cual existía desde 1938, había cerrado.

Obviamente estas cosas son normales, pero me puse a pensar en que todas las cosas que adoraba están desapareciendo y me shockea un poco. No tanto porque esto pase, ya que es algo normal, sino con la rápidez con la que está sucediendo. ¿Qué tipo de legado queda para las siguientes generaciones? ¿Locales modernos solamente? No se, me asusta un poco.

Me gustaría saber que piensan, ¿Esto hace 40 años pasaba igual de rápido que ahora? ¿Qué sensaciones te trae que pase esto?

4 thoughts on “Lugares de la infancia

  1. Creo que ninguno de los lugares que frecuentaba de chica existen más. Al menos los de capital. Pero creo que dejaron de existir porque nuevas cosas aparecieron; al lado de mi casa tenia un videoclub que me daba pelis gratis y ahora es una librería.
    No creo que esto pasara hace 40 años, pero si creo que es algo muy porteño. En Misiones todavía hay varios lugares que frecuentaba de chica y todavía existen.

    • Claro, y todavía quedan algunos lugares clásicos, pero cuanto tiempo más les quedará? Muchas veces los hijos de dueños son los que manejan la “herencia” y se terminan cansando, pero no deja de darme lástima.

  2. Será que yo soy 100% de nostalgia, pero siento exactamente lo mismo.

    Son lugares que forman parte de nuestra historia, ¿Cómo no va a doler que desaparezcan?. Nos quedan los recuerdos en nuestra mente, sí, pero es inevitable pensar que el hecho de que desaparezcan materialmente te hace sentir que se va parte de tu vida…

    Da para una charla extensa, porque no es sólo ésta sensación. Está tambien el hecho de que son patrimonio (y acá me sale la parte de estudiante de una carrera afín :P). Ahí dentro pasaron cosas, pasaron cientos de miles de personas y se dieron millones de situaciones: ese lugar/sitio/casa o monumento tiene una historia que no se puede ignorar. Todos tendríamos que tener la conciencia para no dejar que mueran.

    ¿Que qué sensaciones me trae?. Tristeza pura. Yo por mi parte voy a contribuir siguiendo visitando esos lugares donde la calidez de ser un lugar que contiene “historia” se nota y te hace sentir felíz 🙂

    PD: creo que hace 40 años también sentían lo mismo. Es parte del cambio de generaciones y modas que se da constantemente. Lo que shockea es ver cuando lo moderno aplasta a lo tradicional, ahí sí está el problema.Si tan solo convivieran y se respetásen, creo que no sentiríamos esta sensanción.

    Saludos! =)

    • Claro, igual obviamente lo que antes era moderno ahora es tradicional. Pero si, hace 40 años seguro sentían lo mismo, solo que era un poco más lento el cambio a mi parecer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *