Una bienvenida con enojo

¿Qué mejor forma de empezar un blog que puteando a medio mundo? Es excelente, atrapante, y la gente se puede llegar a identificar con esto. Claro, no tengo idea de que va a pasar, pero haré el intento.

Hace aproximadamente un mes y medio que entre a trabajar en ELSERVER.COM, sitio en el cuál estoy muy cómodo, aprendo mucho y la verdad, me gusta mucho (Y no lo digo porque mis jefes puedan llegar a leer esto =P). En fin, es estable y estoy muy bien.

Hace poco menos de 2 o 3 semanas que empece a planear un viaje a Europa. Sí, ya lo se, no es barato y como estoy muy interesado, quería buscar más plata.

Justamente como estoy intentando ganar un dinerillo extra, me puse a buscar en algunos foros si alguien necesitaba un programador o algo así, y vi que muchos regalaban su trabajo por MUY poca plata. Sí, lo se, esto no es algo nuevo, pero ¿cómo puede ser que regalen vendan un diseño (Por más feo que sea) a 5€ en un sitio internacional?. O sea, ¡no me cierra!

Este tipo de personas son las que hacen que al presentar un presupuesto nos digan “No flaco, es mucha guita” porque claro, ¿Para qué pagar algo más caro y mucho mejor teniendo la versión berreta y barata?. Este tipo de personas me enferman.

Entonces, ¿Cómo logras competir con este tipo de trabajos? (Más allá de que los proyectos grandes los hacen personas que saben).

¿Qué opinan ustedes?

En fin, ya van a escuchar nuevas quejas mías pero mientras tanto aprovechen y traten de sacar algo bueno de este blog.

7 thoughts on “Una bienvenida con enojo

  1. Todo cae por su propio peso, esas programaciones precarias siempre terminan vulneradas o dejan de funcionar y ahí es donde aparecemos nosotros rossi ;), suerte con el blog.

  2. Si Martín, por suerte es así, pero mientras tanto no puedo viajar =P
    En fin, ya veremos que pasa. Gracias por desearme suerte y felicitaciones a vos por ser el primer comentador de mi blog.

  3. Felicitaciones por el blog!

    En cuanto a esa gente, si, son los que prostituyen un poco el ambiente informático. Concuerdo con Martín igualmente, a la larga cae de maduro que son trabajos impresentables o una simple adaptación de un template robado. Y cuando aparecemos nosotros, dejar contento al cliente y después es un poco bola de nieve(aunque siempre que presupuestes algo van a querer hacer un recorte).

    éxitos!

  4. Por fin Juan!!! Ya era algo necesario que tengas tu blog, ahora ya te tengo en mi lector de feeds, asi que ponele las pilas!! XD

    Felicitaciones, el theme se ve genial tambien 😀

  5. Aaah, Juan querido! Pasa en todas las profesiones. En mi otra vida, cuando yo era periodista, pasaba exactamente lo mismo. Incluso me parece que era más obsceno: Grupo Clarín (y La Nación también, ojo) querían recién recibidos, con alto nivel de inglés y un larguísimo “bla” por el equivalente actual a $ 300 por mes. Y creeme que había pibes haciendo cola. Así que ahí los tenés.

    Lo importante es que el apuro en concretar tu deseo material (tu viaje, en este caso) no te lleve a “prostituir” el trabajo de esa forma. Cito a uno de mis pensadores preferidos: “el trabajo dignifica”, y cuando no dignifica no rinde. No es trabajo, es dádiva o tortura. Además de que el cálculo a futuro está muy mal sacado: una vez que empezás tan pero tan abajo, es complicadísimo subir. Nunca conviene.

    Suerte con el blog, che! Te agrego a mis feeds 😉

    Beso,

    Tana

  6. Estoy 100% de acuerdo con lo que decis Tana. Yo por suerte tengo la posibilidad hoy en día de rechazar los trabajos que no me interesan, justamente porque no me pienso prostituir.
    Creo que el principal hecho por el cual la gente regala su trabajo es porque creen que si intentan cobran bien no pueden ganar nada porque en vez de 15 malos clientes, tienen 3 buenos.
    Yo no regalaria mi trabajo porque se que si lo busco, puedo conseguir lo que quiera. El problema por el cual hoy en dia no lo hago, es la falta de tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *